jueves, 2 de febrero de 2023

UFF, ¡PERO QUÉ SOSO ERES!



 

La sal es un tema que hasta los propios cocineros muchas veces no se ponen de acuerdo: ¿las comidas han de llevar sal? ¿Es más sano comer sin ella?, ¿hacen bien los que se la ponen al gusto de todos en su justa medida?. Sin embargo,todos hemos de reconocer que la sal le da sabor, gusto a cualquier plato que se precie.

El evangelio no da puntada sin hilo. El domingo pasado se nos recordaban las bienaventuranzas. Hoy el evangelio de la sal y la luz. Aunque los discípulos parecen un grupo insignificante en medio de la todopoderosa Roma, ellos serán sal de la tierra y luz del mundo. La sal no parece gran cosa, pero comienza a producir sus efectos cuando se mezcla con los alimentos y curiosamente parece que ha desaparecido. Lo mismo pasa con la luz: solo ilumina cuando la encendemos en medio de la oscuridad o de las tinieblas, nunca a la luz del día.

La sal, en algún tiempo era el dinero de la época. Servía como el frigorífico de hoy para conservar lo importante que eran los alimentos. Les da sabor y permite que los saboreemos con gusto. Los alimentos son buenos, pero se pueden corromper; tienen sabor, pero nos pueden resultar insípidos. La sal es necesaria.

El mundo no es malo, pero lo podemos echar a perder. La vida tiene sabor, pero nos puede resultar insulsa y desabrida. Una Iglesia que vive las bienaventuranzas contribuye a que la sociedad no se corrompa y se deshumanice más todavía. Unos discípulos de Jesús que viven su evangelio, ayudan a descubrir el verdadero sentido de la vida.

Pero hay un problema que advierte el propio Jesús: si la sal se vuelve sosa, ya no sirve para nada. Si los discípulos, si nosotros, perdemos nuestra identidad evangélica, ya no ofrece los resultados que quiere el propio Jesús, el cristianismo se echa a perder. La Iglesia queda completamente anulada y lo más triste es que los cristianos estamos de sobra en esta sociedad cada vez más secularizada. Como decía el Papa Francisco en su viaje a Canadá, lo malo no es la secularización, sino que nosotros no tenemos recursos para actuar en medio de ella.

Lo mismo sucede con la luz. Los discípulos de Jesús tenemos que iluminar el sentido más hondo de la vida si somos capaces de que los demás vean las obras reales de las bienaventuranzas. Por ello no hemos de escondernos, aunque muchos quieran que lo hagamos. Tampoco hemos de hacer las codas para que seamos vistos, sino que hemos de ser y aportar claridad para que los demás y nosotros mismos podamos descubrir el verdadero rostro de Dios.

No nos está permitido servirnos de la Iglesia para satisfacer nuestros gustos y preferencias. Jesús la ha querido para ser sal y luz. Evangelizar no es combatir la secularización moderna con estrategias mundanas, ni hacer una Iglesia contra la sociedad, solo una Iglesia que vive el evangelio puede responder al deseo original de Jesús.

Como decía un teólogo ruso (Evdokimov) hacen falta santos que escandalicen porque encarnan el amor loco de Dios, faltan testigos vivos del evangelio de Jesucristo.

Por ello es bueno que cuando alguien nos diga si somos sosos o no, que nos planteemos si realmente estamos siendo el sabor evangélico en un mundo cada vez más complicado y que se nos complica más todavía. Ojalá que alumbremos y demos sabor. Ojalá que nadie tenga querecordarnos que somos demasiado sosos.

Hasta la próxima

Paco Mira

 

EUCARISTÍA RITO DE BENDICIÓN

martes, 31 de enero de 2023

SSANTO TOMÁS DE AQUINO

Hacer clic👎👎👎👎






 

SANTO TOMÁS DE AQUINO.

EN EL DÍA DE SANTO TOMÁS DE AQUINO SE HIZO ENTREGA DE LOS DIPLOMAS, MENCIONES Y HONORES POR LA PASTORAL Y ESTUDIOS EN TEOLOGÍA. SE COMENZÓ CON LA CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA Y A CONTINUCIÓN CHARLA MESA REDONDA PARA FINALIZAR CON UN BRINDIS. EL ACTO TUVO LUGAR EN EL ISTIC: INSTITUTOSUPERIOR DE TEOLOGÍA DE LAS ISLAS CANARIAS DE TAFIRA.
ENOHABUENA Y FELICIDADES PARA TODOS.
        

domingo, 29 de enero de 2023

BENDICIÓN DE L@S CATEQUISTAS



 “Señor, con tu bendición + paternal,
robustece la decisión de estos servidores tuyos,
que desean dedicarse a la catequesis;
haz que lo que aprendan meditando tu palabra
y profundizando en la doctrina de la Iglesia
se esfuercen por comunicarlo a sus hermanos
y así, junto con ellos, te sirvan con alegría.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén” (Bend., n. 380).


CONECTAR


 Siento que precisamos conectar mejor la vida cotidiana con la experiencia cristiana de la fe. Ayudarnos a entender lo que somos y vivimos desde la clave de lo que creemos. Porque más que un sustantivo, la fe es un verbo: creer. 

Es una acción continuada, no algo que tenemos (¿qué puede significar “tengo fe”?) sino más bien alguien con quien nos encontramos y que nos está esperando en el fundamento de cada cosa, en el corazón de cada acontecimiento que vivimos y que nos vive. Descubrir más a Dios en el día a día. Lo cotidiano es lo incidental, lo que va cambiando a la misma velocidad que el transcurrir del tiempo, lo que hoy nos parece muy denso de presencia, porque lo vivimos en la actualidad del instante, y que en seguida pasará y nos dejará a la espera de la nueva ocasión de gracia.

"Ayudar a entender" lo que vivimos es una buena definición de la acción del creer cristiano. Ayudar a entender lo que leemos de la vida y de la Palabra de Vida. Ayudar a vivir con los ojos y el corazón abiertos. Dispuestos a dar razón de lo que esperamos con aquellos en los que la comunión es marca de sufrimiento pero también señal cierta de salvación.


La fe, que es un movimiento confiado del corazón, tiene su propio contexto en lo cotidiano de la vida. No es una fe que se funda en convicciones, aunque las supone, sino en el encuentro con el Amor de Dios que nos abraza y nos dispone.

Nos abraza, es decir, nos hace sentir su aceptación, nos estrecha con cuerdas de amor, nos acoge y nos hace sentir su perdón siempre inmerecido. Nos dispone a su deseo, nos capacita para el seguimiento de Jesús, nos pide una disponibilidad y libertad de corazón para que nos dejemos mover por su divina mano.


Sin este descubrir y saborear a Dios y su cuidado amoroso en todas las dimensiones de la creación y de la historia, el movimiento de la fe se detendría estéril. El alimento de la fe es la vida, la vida "aterrizada", con todo su componente de rutina y vulgaridad, pero con también con su humilde grandeza, la de sabernos sus criaturas cuidadas y queridas.


Aterrizar lo de Dios, el Dios de todas las cosas, el de su reinado escondido para los sabios y prudentes y que sólo los de corazón sencillo saben descubrir. Aterrizar nos exige una actitud de generosidad discernida, de alerta humilde, para no dejar pasar su “kairos” oportuno.


Buen domingo para tod@s...!!Chema Montserrat

sábado, 28 de enero de 2023

EUCARISTÍA 4º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO PARROQUIA SAN NICOLÁS DE BARI

AGENDA 30 DE ENERO AL 05 DE FEBRERO



 

LUNES 30.

A LAS 18:30 HS. REZO DEL SANTO ROSARIO.

A LAS 19:00 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA.

 

MARTES 31 SAN JUAN BOSCO.

A LAS 10:30 HS. ORACIÓN COMUNITARIA DE LAUDES EN LA PARROQUIA DE SAN RAFAEL ARCÁNGEL.

A LAS 18:30 HS. REZO DEL SANTO ROSARIO.

A LAS 19:00 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA.

 

MIERCOLES 01 SANTA BRÍGIDA.

A LAS 18:30 HS. REZO DEL SANTO ROSARIO.

LAS 19:00 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA. A CONTINUACIÓN REZO COMUNITARIO DE VÍSPERAS.

 

JUEVES 02 FIESTA DE LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR. NTRA. SRA DE LA CANDELARIA. JORNADA DE LA VIDA CONSAGRADA.

A LAS 18:30 HS. REZO DEL SANTO ROSARIO.

LAS 19:00 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA. A CONTINUACIÓN ESPACIO DE ORACIÓN PERSONAL Y COMUNITARIO CON EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO.

 

VIERNES 03 SAN BLAS.

A LAS 18:30 HS. REZO DEL SANTO ROSARIO.

A LAS 19:00 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA.

 

SABADO 04.

A LAS 19:00 HS. REZO DEL SANTO ROSARIO.

A LAS 19:30 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA.

 

DOMINGO 05 IV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO. SANTA ÁGUEDA.

A LAS 08:00, 12:00 Y 19:00 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA.

viernes, 27 de enero de 2023

EUCARISTÍA 4º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

LECTURAS DEL PRÓXIMO DOMINGO 4º DEL TIEMPO ORDINARIO - CICLO A

 



Primera lectura

Lectura de la profecía de Sofonías (2,3;3,12-13):

 

BUSCAD al Señor los humildes de la tierra,

los que practican su derecho,

buscad la justicia, buscad la humildad,

quizá podáis resguardaros

el día de la ira del Señor.

Dejaré en ti un resto,

un pueblo humilde y pobre

que buscará refugio en el nombre del Señor.

El resto de Israel no hará más el mal,

no mentirá ni habrá engaño en su boca.

Pastarán y descansarán,

y no habrá quien los inquiete.

 Palabra de Dios

                                              

Salmo

Sal 145,7.8-9a.9bc-10

 

R/. Dichosos los pobres en el espíritu,

porque de ellos es el reino de los cielos

 

El Señor mantiene su fidelidad perpetuamente,

hace justicia a los oprimidos,

da pan a los hambrientos.

El Señor liberta a los cautivos. R/.

 

El Señor abre los ojos al ciego,

el Señor endereza a los que ya se doblan,

el Señor ama a los justos.

El Señor guarda a los peregrinos. R/.

 

Sustenta al huérfano y a la viuda

y trastorna el camino de los malvados.

El Señor reina eternamente,

tu Dios, Sion, de edad en edad. R/.

Segunda lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (1,26-31):

 

FIJAOS en vuestra asamblea, hermanos: no hay en ella muchos sabios en lo humano, ni muchos poderosos, ni muchos

aristócratas; sino que, lo necio del mundo lo ha escogido Dios para humillar a los sabios, y lo débil del mundo lo ha escogido Dios para humillar lo poderoso.

Aún más, ha escogido la gente baja del mundo, lo despreciable, lo que no cuenta, para anular a lo que cuenta, de modo que nadie pueda gloriarse en presencia del Señor.

A él se debe que vosotros estéis en Cristo Jesús, el cual se ha hecho para nosotros sabiduría de parte de Dios, justicia, santificación y redención.

Y así —como está escrito—: «el que se gloríe, que se gloríe en el Señor».

 

Palabra de Dios

                                                     

Evangelio del domingo

Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,1-12a):

 

EN aquel tiempo, al ver Jesús el gentío, subió al monte, se sentó y se acercaron sus discípulos; y, abriendo su boca, les enseñaba diciendo:

«Bienaventurados los pobres en el espíritu,

porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados los mansos,

porque ellos heredarán la tierra.

Bienaventurados los que lloran,

porque ellos serán consolados.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados.

Bienaventurados los misericordiosos,

porque ellos alcanzarán misericordia.

Bienaventurados los limpios de corazón,

porque ellos verán a Dios.

Bienaventurados los que trabajan por la paz,

porque ellos serán llamados hijos de Dios.

Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo».

 

Palabra del Señor