domingo, 19 de marzo de 2017

SIN CONOCIERAS EL DON DE DIOS


Son bastantes las personas que, al abandonar las prácticas y ritos prescritos por la Iglesia, han eliminado también de su vida toda experiencia religiosa. Ya no se comunican con Dios. Ha quedado rota toda relación con El.
Esta incomunicación con Dios no es buena. No hace a la persona más humana, ni da más fuerza para vivir. No ayuda a caminar por la vida de manera más sana. Por otra parte, es bueno recordar que hay muchos caminos para comunicarse con Dios, y no todos pasan necesariamente por la Iglesia. Yo diría que hay tantos caminos como personas. Cada vida puede ser un camino para encontrarse con ese Dios Bueno que está en el fondo de todo ser humano.

DAME DE BEBER DEL AGUA VIVA

                    

MISA DE 12.HABLA SEMINARISTA

                      
         






















sábado, 18 de marzo de 2017

AGENDA SEMANA 20 AL 26 DE MARZO


LUNES 20 FESTIVIDAD DE SAN JOSÉ
A LAS 09:30 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA.
A LAS 20:00 HS. CONSEJO PASTORAL ARCIPRESTAL EN LOS SALONES DE LA PARROQUIA DE SAN JUAN APÓSTOL Y EVANGELISTA.
MARTES 21 A LAS 19:00 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA.
A LAS 20:00 HS. REUNIÓN DEL GRUPO DE LITURGIA.
A LAS 20:00 HS. CELEBRACIÓN DEL PERDÓN DE LOS PADRES DE JESUS ES EL SEÑOR II PARTE (PADRES DE LOS NIÑOS QUE ESTE CURSO RECIBIRÁN LA EUCARISTÍA POR PRIMERA VEZ).
MIERCOLES 22 A LAS 19:00 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA. A CONTINUACIÓN REZO COMUNITARIO DE VÍSPERAS.
JUEVES 23 A LAS 19:00 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA. A CONTINUACIÓN, ESPACIO DE ORACIÓN PERSONAL ANTE EL SEÑOR EXPUESTO EN LA EUCARISTÍA.
VIERNES 24 A LAS 17:00 HS. CONFESIONES DE LOS NIÑOS DE LOS GRUPOS DE CATEQUESIS DE ANA MARÍA RODRÍGUEZ Y TINA.
A LAS 19:00 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA. A CONTINUACIÓN CELEBRACIÓN DEL VÍA CRUCIS EN EL INTERIOR DE LA IGLESIA PARROQUIAL DE SAN RAFAEL.
SABADO 25 A LAS 19:30 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA.
DOMINGO 26 A LAS 08:00, 12:00 Y 19:00 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA.

A LAS 10:00 HS. CELEBRACIÓN DEL SACRAMENTO DEL PERDÓN PARA LOS NIÑOS DE LOS GRUPOS DE ANTONIA HERNÁNDEZ Y MARU.

viernes, 17 de marzo de 2017

19 DE MARZO DÍA DEL SEMINARIO

La Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades celebra el Día del Seminario el 19 de marzo bajo el lema “Cerca de Dios y de los hermanos”

Oración Día del Seminario 2017
Dios Padre,
que con el ejemplo de tu Hijo nos
enseñas que no hay verdadero amor sin la
entrega generosa de la propia vida, ayuda
a aquellos que se preparan en nuestros
seminarios a ser pastores según tu corazón,
cercanos a ti, y cercanos a los hombres
nuestros hermanos.
Que sean en medio de nuestra sociedad tus
ojos y tus manos, para ver, curar y acompañar
a tantos que quedan heridos en el camino.
Que no falten en tu Iglesia jóvenes dispuestos
a servirte según tu voluntad, que con su vida
y su palabra muestren a los demás tu amor misericordioso.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Amén

FELICIDADES, JOSÉ, PEPE, PEPITAS....Y PAPAS

¡FELICIDADES A TODOS LOS PAPÁS,
Y A TODOS LOS QUE SE LLAMEN
JOSÉ Y JOSEFA DEL MUNDO!

¿CONOCES AL PAPÁ DE JESÚS?


José de Nazaret, fue el esposo de María, la madre de Jesús de Nazaret y, por tanto, padre terrenal de Jesús. Era de oficio carpintero, profesión que enseñó a su hijo y de condición humilde, aunque las genealogías de Mateo 1, 1-17 y Lucas 3, 23-38, lo presentan como descendiente del Rey David. Se ignora la fecha de su muerte. Se acepta que José de Nazaret murió cuando Jesucristo tenía ya más de 12 años pero antes del inicio de su predicación. En efecto, el Evangelio de Lucas menciona a «los padres» de Jesús cuando éste ya cuenta con 12 años (Lucas 2,41-50), pero no se menciona a José de Nazaret en los Evangelios canónicos durante el ministerio público de Jesús, por lo que se presume que murió antes de que éste tuviera lugar.

PROTAGONISTAS USTEDES

ENCUENTRO CON LA SAMARITANA

              

DIARIO DE UN CURA.JESÚS VEGA MESA


                                                         LAS CAMPANAS
Al lado de donde vivo hay una torre con varias campanas. Suenan todo el día dando las horas del reloj. También por la noche. A mí, pocas veces me despiertan. Pero, cuando lo logran, me produce alegría. Sobre todo, si anuncian, por ejemplo, que son las tres de la madrugada… porque en seguida calculo que, todavía, me quedan varias horas de sueño. Pero no a toda la gente le gustan las campanas. En mi vida de cura lo he comprobado muchas veces. En una ocasión, a dos nuevas vecinas de un pueblo en el que estuve hace años, les enfadó mucho y me apuraron a que debía suprimir los toques a partir de las 8 de la tarde. Comprendí su razonamiento y eliminé el sonido nocturno. A los pocos días, otros vecinos, de “los de siempre” vinieron a reclamar: ¡Cómo es posible que usted quite el reloj por la noche si siempre ha estado ahí y nos alegra escuchar las campanadas!
No es fácil contentar a todo el mundo. Y al fin y al cabo, lo de las campanadas es una anécdota. Pero no acabó la cosa con las dos protestas. Los partidarios y los contrarios de las campanas se pusieron a recoger firmas, por separado, por supuesto, para reclamar que se hiciera lo que cada cual quería. Mayoritariamente y con mucha diferencia, ganó la propuesta de que las campanas siguieran sonando las veinticuatro horas del día con sus correspondientes veinticuatro medias horas. Con frecuencia recuerdo la anécdota porque muchas veces hacemos un problema de algo que tal vez se pueda arreglar fácilmente, cediendo un poco e intentando ponerse en la piel del otro. El caso que les cuento tuvo un final feliz. Después de varios meses intensos de discusiones, una tarde me llaman las dos señoras a las que las campanas no dejaban dormir y me hacen un regalo: Un libro titulado “Las campanas de las catedrales”. Pensé que era otra forma de protestar, pero no. Me dijo una de ellas:
-En estos meses hemos cambiado nuestra forma de pensar. Ya que habíamos perdido el pleito con los vecinos empezamos a asumir la realidad. Y resulta que ahora…nos encantan las campanas. Por favor, no las quiten nunca.

Ayer, una chica se acercó a mi casa por la mañana para decirme que, por favor tocara las campanas de la iglesia porque había muerto su padre y era la mejor forma de darlo a conocer a los vecinos. A mí me gustó la petición. Pero por la tarde, otro vecino me dijo que cuándo iba a suprimir el molesto toque. Le conté lo que me había pasado en otra parroquia, se sonrió y concluyó: Pues déjelas siempre, que yo también puedo adaptarme a ellas.

ERA SAMARITANA Y NO SABIA DONDE ESTABA EL REMEDIO PARA LA SED

          

La tarde era un puñado
De luz y de sudores,
El sol llegaba fuerte
Y Jesús sintió sed.
El llegaba cansado
De andar por los caminos
Y  una mujer del pueblo
Le pidió de beber.
Era samaritana
Y no sabia donde estaba
El remedio para la sed

 Era samaritana
Y no sabia que Jesús
Es el camino hasta fe.
Jesús le dijo aquella
Que le negaba el agua,
Si tú me conocieras
No tendrías más sed.
Por que el tiempo se acerca
En que toda la gente
Para calmar sus ansias,
Beberán de mi ser.
Era samaritana...
Su vida estaba turbia
Y se estaba dando cuenta,
Que aquel con quien hablaba
Veía en su interior.
Se fue corriendo al pueblo
Y le dijo a los vecinos
En un hombre sediento
Encontré al salvador.

Era samaritana...

       

LECTURAS DEL DOMINGO 3º DE CUARESMA - CICLO A


Primera lectura
Lectura del libro del Éxodo (17,3-7):

En aquellos días, el pueblo, torturado por la sed, murmuró contra Moisés: «¿Nos has hecho salir de Egipto para hacernos morir de sed a nosotros, a nuestros hijos y a nuestros ganados?»
Clamó Moisés al Señor y dijo: «¿Qué puedo hacer con este pueblo? Poco falta para que me apedreen.»
Respondió el Señor a Moisés. «Preséntate al pueblo llevando contigo algunos de los ancianos de Israel; lleva también en tu mano el cayado con que golpeaste el río, y vete, que allí estaré yo ante ti, sobre la peña, en Horeb; golpearás la peña, y saldrá de ella agua para que beba el pueblo.»
Moisés lo hizo así a la vista de los ancianos de Israel. Y puso por nombre a aquel lugar Masá y Meribá, por la reyerta de los hijos Israel y porque habían tentado al Señor, diciendo: «¿Está o no está el Señor en medio de nosotros?»

Palabra de Dios

Salmo

R/. Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor:
«No endurezcáis vuestro corazón.»

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,
aclamándolo con cantos. R/.

Entrad, postrémonos por tierra,
bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque él es nuestro Dios,
y nosotros su pueblo, el rebaño que él guía. R/.

Ojalá escuchéis hoy su voz:
«No endurezcáis el corazón como en Meribá,
como el día de Masá en el desierto;
cuando vuestros padres me pusieron a prueba
y me tentaron, aunque habían visto mis obras.» R/.

Segunda lectura
Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos (5,1-2.5-8):

Ya que hemos recibido la justificación por la fe, estamos en paz con Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo. Por él hemos obtenido con la fe el acceso a esta gracia en que estamos: y nos gloriamos, apoyados en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios. Y la esperanza no defrauda, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones con el Espíritu Santo que se nos ha dado. En efecto, cuando nosotros todavía estábamos sin fuerza, en el tiempo señalado, Cristo murió por los impíos; en verdad, apenas habrá quien muera por un justo; por un hombre de bien tal vez se atrevería uno a morir; mas la prueba de que Dios nos ama es que Cristo, siendo nosotros todavía pecadores, murió por nosotros.

Palabra de Dios

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Juan (4,5-42):

En aquel tiempo, llegó Jesús a un pueblo de Samaria llamado Sicar, cerca del campo que dio Jacob a su hijo José; allí estaba el manantial de Jacob. Jesús, cansado del camino, estaba allí sentado junto al manantial. Era alrededor del mediodía.
Llega una mujer de Samaria a sacar agua, y Jesús le dice: «Dame de beber.» Sus discípulos se habían ido al pueblo a comprar comida.
La samaritana le dice: «¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?» Porque los judíos no se tratan con los samaritanos.
Jesús le contestó: «Si conocieras el don de Dios y quién es el que te pide de beber, le pedirías tú, y él te daría agua viva.»
La mujer le dice: «Señor, si no tienes cubo, y el pozo es hondo, ¿de dónde sacas agua viva?; ¿eres tú más que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, y de él bebieron él y sus hijos y sus ganados?»
Jesús le contestó: «El que bebe de esta agua vuelve a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed: el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna.»
La mujer le dice: «Señor, dame esa agua: así no tendré más sed, ni tendré que venir aquí a sacarla. Veo que tú eres un profeta. Nuestros padres dieron culto en este monte, y vosotros decís que el sitio donde se debe dar culto está en Jerusalén.»
Jesús le dice: «Créeme, mujer: se acerca la hora en que ni en este monte ni en Jerusalén daréis culto al Padre. Vosotros dais culto a uno que no conocéis; nosotros adoramos a uno que conocemos, porque la salvación viene de los judíos. Pero se acerca la hora, ya está aquí, en que los que quieran dar culto verdadero adorarán al Padre en espíritu y verdad, porque el Padre desea que le den culto así Dios es espíritu, y los que le dan culto deben hacerlo en espíritu y verdad.»
La mujer le dice: «Sé que va a venir el Mesías, el Cristo; cuando venga, él nos lo dirá todo.»
Jesús le dice: «Soy yo, el que habla contigo.»
En aquel pueblo muchos creyeron en él. Así, cuando llegaron a verlo los samaritanos, le rogaban que se quedara con ellos. Y se quedó allí dos días. Todavía creyeron muchos más por su predicación, y decían a la mujer: «Ya no creemos por lo que tú dices; nosotros mismos lo hemos oído y sabemos que él es de verdad el Salvador del mundo.»


Palabra del Señor

¿QUÉ LE DEBO POR UN VASO DE AGUA?

¿QUÉ LE DEBO POR UN VASO DE AGUA?

 carta

Cuando te sobran las cosas no las echas en falta hasta que no las tienes. Eso pasa con el dinero, pasa con infinidad de cosas materiales, pasa con los sentimientos: ¡cuántas veces piensas que la persona que dice que te quiere no te abandonará y a la vuelta de la esquina se ha acabado todo!. Los que venimos de la Península a Canarias, una de las
cosas que más nos extrañaba es que se cobrara por el agua. El líquido elemento tenía un precio y no entraba en los planes el beber gratis, cuando en la Península incluso se desperdiciaba el agua.

Hoy se nos plantea un evangelio que se me antoja que por conocido, también poco apreciado. No hay nada extraño en pedir agua a quien la tiene. No hay nada extraño en sacar agua de un pozo. Agua fresca, agua que con los calores que nos agobian, refresca y da vida a quien la tiene un poco acabada por la climatología.

Pero más curioso todavía es que quien te da agua sea alguien que no se habla contigo. Que te de agua quien no quiere verte ni en pintura por circunstancias del pasado. Eso casi se me antoja que es como lo que sucedió esta semana con la televisión española y su misa. Y me resultó un tanto curioso que alguien de izquierdas, que no quiere saber nada
de cuestiones religiosas, que lo que huela a Dios le resulte hasta incómodo, haya sido capaz de mover y promover a tantos televidentes como lo hizo esta semana el Sr. Pablo Iglesias.

¿Saben?, pensé que era un poco más inteligente el citado político. Pensé que sabía que cuando se le dice a alguien que no haga una cosa más interés siente en hacerlo. Eso lo sabemos todos pero él, que representa a un grupo de españoles, parece no entenderlo y saberlo.

Pero al margen de ello, quien está a favor de la democracia y de la pluralidad, no puede ser selectivo e intolerante con el sentimiento de una gran mayoría que saltó cual leona herida en defensa de sus cachorros y lideró la franja horaria. El que España sea un estado aconfesional no significa prohibición de nada, sino libertad para. España tiene un montón de problemas y la Iglesia no es el primero. Lo que entendemos todos, algunos parece que no lo entienden.

Recuerdo que cuando vine a Canarias me tuve que acostumbrar a preguntar en los bares, ¿qué le debo por un vaso de agua?. Pagar por lo que te sostiene la vida, pagar por lo que no puedes vivir sin ello. Para muchos, la eucaristía televisada es como el agua para sus vidas. Para muchos el pozo llamado Jesús de Nazaret nos sostiene y da fortaleza frente a los que no quieren saber nada de los que tienen algún tipo de creencia y encima es gratuito. La samaritana lo tenía claro.

Ojalá que seamos capaces de comprender que lo que hemos recibido gratis lo demos gratis. La cuaresma es bueno para decirle a unos pocos que la conversión está al alcance de muchos, pero en la cercanía de unos pocos.

Pero también digo que a veces no somos todo lo "fieras" que tenemos que ser para defender aquello que consideramos como justo. Muchas veces nos callamos para no molestar a nadie y al final acabamos siendo avasallados. No perdamos las buenas costumbres, aunque esta sea una misa. Por ello con el salmista digamos, "ojala escuchemos hoy su voz y no endurezcamos nuestro corazón"

No me olvido del día que se celebra el domingo. Dice un anuncio de la tv, que aunque no te lo diga, te quiero. No. Digamoslo siempre y mientras podamos, felicidades Papá

Feliz cuaresma para todos

Hasta la próxima


Paco Mira