domingo, 23 de abril de 2017

DOMINGO DE LA MISERICORDIA

        
Pronunciada por Juan Pablo II para confiar el mundo a la Divina Misericordia, en el Santuario de la Misericordia Divina, Cracovia, el sábado 17 de agosto de 2002.
Dios, Padre Misericordioso, que has revelado Tu Amor en tu Hijo Jesucristo y lo has derramado sobre nosotros en el Espíritu Santo: Te encomendamos hoy el destino del mundo y de todo hombre. Inclínate hacia nosotros, pecadores; sana nuestra debilidad; derrota todo mal; haz que todos los habitantes de la tierra experimenten Tu Misericordia, para que en Ti, Dios Uno y Trino, encuentren siempre la fuente de la esperanza. Padre Eterno, por la Dolorosa Pasión y Resurrección de Tu Hijo, Ten Misericordia de nosotros y del mundo entero. Amén.

PROTAGONISTAS USTEDES

sábado, 22 de abril de 2017

AGENDA SEMANA 24 AL 30 ABRIL



LUNES 24 A LAS 09:30 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA.
A LAS 19:00 HS. CONSEJO PASTORAL ARCIPRESTAL EN LOS SALONES PARROQUIALES DE SAN JUAN APÓSTOL Y EVANGELISTA EN EL CRUCE DE SARDINA.

MARTES 25 SAN MARCOS EVANGELISTA. 
A LAS 19:00 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA. HOY NO SE ADMITEN MISAS DE DIFUNTOS
A LAS 20:00 HS. REUNIÓN DEL GRUPO DE LITURGIA.

MIERCOLES 26 SAN ISIDORO A LAS 19:00 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA.
HOY NO SE ADMITEN MISAS DE DIFUNTOS. A CONTINUACIÓN REZO COMUNITARIO DE VÍSPERAS.

JUEVES 27 A LAS 19:00 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA. FUNERAL DE CARMELO LÓPEZ REYES. A CONTINUACIÓN ESPACIO DE ORACIÓN PERSONAL ANTE EL SEÑOR EXPUESTO EN LA EUCARISTÍA.
A LAS 20:00 HS. ASAMBLEA ARCIPRESTAL DE CARITAS EN EL CRUCE DE SARDINA.

VIERNES 28 A LAS 19:00 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA. FUNERAL DE JESÚS MANUEL LÓPEZ ALMEIDA.
SABADO 29 A LAS 19:30 HS. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA.
DOMINGO 30 A LAS 08:00 Y 19:00 HS.CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA EN LA PARROQUIA.
A LAS 12:00 HS. CELEBRACIÓN DE LA PALABRA EN LA PARROQUIA.
ESTE DÍA ES LA FIESTA EN HONOR DE SAN PEDRO MÁRTIR EN DOCTORAL, LA FUNCIÓN RELIGIOSA SERÁ A LAS 11:30 HS. INVITARLES A PARTICIPAR EN ELLA.

viernes, 21 de abril de 2017

¡RESUCIT0!

        

LECTURAS DEL DOMINGO 2º DE PASCUA - CICLO A

Primera lectura

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (2,42-47):


LOS hermanos perseveraban en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en la fracción del pan y en las oraciones.
Todo el mundo estaba impresionado, y los apóstoles hacían muchos prodigios y signos. Los creyentes vivían todos unidos y tenían todo en común; vendían posesiones y bienes y los repartían entre todos, según la necesidad de cada uno.
Con perseverancia acudían a diario al templo con un mismo espíritu, partían el pan en las casas y tomaban el alimento con alegría y sencillez de corazón; alababan a Dios y eran bien vistos de todo el pueblo; y día tras día el Señor iba agregando a los que se

iban salvando.


Palabra de Dios

Salmo




R/. Dad gracias al Señor porque es bueno, 
porque es eterna su misericordia

Diga la casa de Israel:
eterna es su misericordia.
Diga la casa de Aarón:
eterna es su misericordia.
Digan los fieles del Señor:
eterna es su misericordia. R/. 

Empujaban y empujaban para derribarme,
pero el Señor me ayudó;
el Señor es mi fuerza y mi energía,
él es mi salvación.
Escuchad: hay cantos de victoria
en las tiendas de los justos. R/. 

La piedra que desecharon los arquitectos
es ahora la piedra angular.
Es el Señor quien lo ha hecho,
ha sido un milagro patente.
Éste es el día que hizo el Señor:
sea nuestra alegría y nuestro gozo. R/.


Segunda lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Pedro (1,3-9):

BENDITO sea Dios, Padre de nuestro Señor, Jesucristo, que, por su gran misericordia, mediante la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nos ha regenerado para una esperanza viva; para una herencia incorruptible, intachable e inmarcesible, reservada en el cielo a vosotros, que, mediante la fe, estáis protegidos con la fuerza de Dios; para una salvación dispuesta a revelarse en el momento final.
Por ello os alegráis, aunque ahora sea preciso padecer un Poco en pruebas diversas; así la autenticidad de vuestra fe, má preciosa que el oro, que, aunque es perecedero, se aquilata a fuego, merecerá premio, gloria y honor en la revelación de Jesucristo; sin haberlo visto lo amáis y, sin contemplarlo todavía, creéis en él y así os alegráis con un gozo inefable y radiante, alcanzando así la meta de vuestra fe: la salvación de vuestras 
almas.

Palabra de Dios

Evangelio


Lectura del santo evangelio según san Juan (20,19-31):


AL anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:
«Paz a vosotros».
Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió:
«Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo».
Y, dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo:
«Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos».
Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían:
«Hemos visto al Señor».
Pero él les contestó:
«Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo».
A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo:
«Paz a vosotros».
Luego dijo a Tomás:
«Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente».
Contestó Tomás:
«Señor mío y Dios mío!».
Jesús le dijo:
«¿Porque me has visto has creído? Bienaventurados los que crean sin haber visto».
Muchos otros signos, que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Estos han sido escritos para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre.

Palabra del Señor



¿CON CUÁNTOS TOMASES ME ENCUENTRO EN LA CALLE?

 carta

¿CON CUÁNTOS TOMASES ME ENCUENTRO EN LA CALLE?
El evangelio de este fin de semana, son de esos evangelios que los podíamos aplicar a cualquier fin de semana. De esos hay unos cuantos a lo largo del Nuevo Testamento. Es también curioso, que probablemente muchos habrán dicho que "por fin se acabó todo": ya está bien de procesiones en la calle, de interrumpir el tráfico, de decirnos a los demás que no podemos comer carne, de celebraciones en la Iglesia que son interminables, etc...
Sin embargo da la casualidad que ahora empieza todo. De nada sirve lo que hemos estado haciendo hasta ahora, si a partir de ya no lo ponemos en práctica. El evangelio nos presenta una situación que creo que hasta ahora nosotros, como cristianos la llevábamos a la práctica: estaban con las puertas cerradas por miedo. Probablemente hasta hace muy poco, los cristianos teníamos las puertas de nuestras iglesia cerradas con la intención de que no nos quitaran nada de lo que tenemos dentro y que el que quisiera estar con nosotros nos tenía que llamar.
La situación ahora ha cambiado: hay que abrir puertas, no hay que tener miedo, hay que salir fuera a los marginados, a las orillas de los caminos, a los enfermos que la sociedad ha diagnosticado aunque muchos no lo estén... y ofrecer nuestra realidad. Una realidad, a veces, incomprensible; una realidad por momentos dura y muy dura, pero una realidad que probablemente tenga que ver con el servicio (jueves santo), por el sacrifico (viernes santo) y por el triunfo de la verdad y de la justicia.
¿ De qué, a qué y a quién tenemos miedo hoy?. ¿a ser sinceros?, ¿a proclamar allí donde nos encontramos que Jesús es la defensa de mi vida y que nadie me hace temblar?, ¿a que nos señalen con el dedo y nos critiquen por ello?. Creo que hemos pasado de una situación de privilegio (y de ello no hace muchos años) a una situación de dependencia, de testimonio, de fiabilidad y de credibilidad. Mirémonos en el espejo y preguntémonos ¿qué vemos?
El relato sigue con la historia de Tomás. Siempre me he preguntado si yo puedo ser un rebelde del cristianismo, que mientras los demás o muchos creen porque la tradición y la fe de sus padres se lo ha confirmado, yo no necesito gritar que mientras no toque con mis manos las llagas y meta los dedos en su costado...¡Ay, cuantas heridas habría que tapar con nuestras manos!
Cuando uno mete la mano en la herida con la intención de curar y de sanar, es porque está convencido que lo va hacer: la herida del odio, la herida del rencor, la herida del no saludo, la herida de la soledad, la herida del abandono.... tantas y tantas heridas que mis manos pueden ayudar a curar, simplemente porque he metido mis manos en la propia esencia de Jesús de Nazaret.
Les confieso que asistir a los oficios de semana santa, probablemente no nos cueste mucho, a lo sumo llegar un poco antes para que no nos quiten el sitio y que pueda ver mejor. Pero cumplir con la Pascua de Jesús de Nazaret no es tan fácil: ¡cuántas veces se me presenta en la calle el propio Jesús y probablemente diga, como Pedro, que no lo conozco ni de vista!
Dichosos los que crean sin haber visto. Claro que sí, pero probablemente tengamos que hacer en más de una ocasión de Tomás. De meter los dedos en las heridas para intentar curar aquellas que tienen cura, o por lo menos de intentarlo. La Pascua no es una felicitación que le damos a los demás. La pascua es el paso de situaciones de olvido, de desesperanza, de ingratitud, .... de muerte.... a situaciones de vida. Y esa vida la tendré que poner yo en más de alguna ocasión.
Invito a todos y me invito a mí mismo a ser Tomases, a ser personas que necesitar tocar al Jesús de la calle, del que se cruza conmigo, de abrazarle, de besarle, de ser partícipe de sus alegrías y sus penas, de sus saludes y enfermedades.
Por cierto. Hemos llegado a las 200 aportaciones en el blog.
Feliz Pascua
Hasta la próxima
Paco Mira

domingo, 16 de abril de 2017

¡¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!! !ALELUYA ,ALELUYA!

Yo andaba buscando entre los sepulcros
y sólo encontré vacío.
Me decidí a buscarlo entre los hombres
y me di cuenta que estaba vivo.
Que Dios,
no es Dios de muertos
sino Dios de vivos.
Lo creía muerto,
pero Él estaba vivo.
Lo creía sin vida,
pero Él era la Vida.
Ahora cuando quiero ver a Dios
no voy al cementerio.
Ahora salgo a la calle,
a contemplar
a los hombres que caminan.
Porque sé que la Pascua,
es Dios, que vive en el hombre.
Porque sé que la Pascua,
es Dios, caminando con los hombres.
Porque sé que la Pascua,
es Dios, triunfando sobre la muerte.
Porque sé que Dios está vivo
y vive entre nosotros.
 VIGILIA
HACER CLIC EN LA FOTO


                                         
                  

sábado, 15 de abril de 2017

EL CRISTO DE LA PASCUA Y LA ZANGA

 CARTA

EL CRISTO DE LA PASCUA Y LA ZANGA
        Si el fin de semana pasado les decía que España es un país de refranes, hoy quiero también decir que "un gesto vale más que mil palabras" y esa es la grandeza de la expresividad gesticular del ser humano: cuando no hay palabras un gesto, un guiño, una mueca... es lo suficiente para que en la mayoría de los casos el que nos ve, se de cuenta de lo que pretendemos, de lo que queremos y a donde hay que ir.
            Y en eso la Iglesia, nuestra Iglesia es especialista. Especialista en simbología que es capaz de de dar a entender realidades que si no fuera por los gestos probablemente nadie, a nivel racional, sería capaz de entenderlo. Y esto es tan antiguo como la propia Iglesia. Ya Jesús hablaba en parábolas, y ni más ni menos que para hacer entender que el Reino de Dios está entre nosotros.
            En esta semana santa asistí a un viacrucis
arciprestal. Me gustó. Y me gustó porque aunque no lo parezca somos capaces de hacer cosas juntos. Y de hacerlas desde la fe y desde el compromiso que nos une. Y me gustó porque reunió, en algunos momentos, a unas trescientas personas, que por el motivo que fuera se unieron al evento. Y me gustó porque no hemos sentido vergüenza de caminar por las calles de nuestro pueblo, por la avenida principal, cantando, rezando y llevando en medio de la gente a la imagen del Cristo que era el que nos congregaba.
        
    En nuestra bendita tierra canaria las cartas son un motivo, también, de reunión, de encuentro, de compartir. También, a veces, son motivo de discusión, de enfados pasajeros... y todo por el furor del propio juego que hace que todos queramos tener la razón defendiendo la jugada o la estrategia que empleamos.
            En ese viacrucis, como digo por la avenida principal del pueblo, pasamos por delante de varios bares donde la actividad principal es la zanga o el dominó. Curioso: se practique o no a nivel religioso; se rece o no particular o colectivamente, se acuerde o no uno de los santos cuando las cosas nos salen mal.... pero todos, especialmente los mayores, al paso del Cristo, dejaban la baraja, dejaban el dominó y se ponían de pie y se descubrían, el que lo estaba. ¡Que bonito!
            Y es que el Dios de la vida allá por donde pasa, hace que las situaciones que nos rodean se conviertan de otra manera. El Dios de la vida, que aparece crucificado, hecho una piltrafa, muerto... nos invita a no quedarnos en la oscuridad de la noche, sino a contemplar y transmitir la luz de la vida. y es que cuando dejamos de hacer lo que estamos haciendo, cuando el abuelo deja de jugar a las cartas, cuando el padre se para por la calle y le explica al niño lo que está viendo, cuando la gente al salir del supermercado se para y le saca una foto al Cristo, es que.... no está muerto, ESTÁ VIVO
            El evangelio de esta Pascua, la buena noticia es que la vida vence a la muerte. Y nos tenemos que echar a correr para anunciarlo, aunque las posibilidades que nos ofrece lo que nos rodea a veces no sean las mejores. María Magdalena, echó a correr. A María Magdalena se le cayó el alma a los pies cuando su "gozo en un pozo" porque lo que iba a buscar no estaba; porque con lo que había vivido y compartido resulta que ahora no tenía sentido.
            Pero no nos olvidemos que "mientras hay vida hay esperanza". Y los cristianos tenemos que ser testigos de la esperanza. No testigos de un Cristo desgarrado, humillado y azotado, sino testigos de la esperanza de un sepulcro vacío porque a la vida no se le puede encerrar. Hemos pasado del servicio del jueves, al sacrificio del viernes pero hemos desembocado en la gran fiesta que nos invita a recorrer las calles.
            Una fiesta que tenemos que vivir allí donde estemos: en la zanga, en el trabajo, con la familia, en los ratos de ocio.... Una fiesta llena de esperanza en la que tenemos que preguntarnos si somos portadores del contagio, si los que nos ven son capaces de decir que merece la pena salir de un sepulcro vacío, pero salir corriendo y anunciar que Cristo ha resucitado.
     
       ¡Que bonito!. Amigos, no nos olvidemos de que no hay que apagar la llama que nos mantiene con esperanza. Cristo ha resucitado y nosotros damos testimonio de ello.
            Feliz Pascua
        Hasta la próxima
            Paco Mira


VIERNES SANTO


 VIERNES SANTO
                                                        HACER CLIC EN LA FOTO

Hasta la última gota
Lo diste todo, Jesús,
no te reservaste nada para ti.
y yo, a la primera, me canso…
y abandono… y me quejo…
y paso factura… y te dejo.

Quiero hoy contigo entregar mi vida,
decirte que quiero vivir como tú,
pedirte que me saques de la vida mediocre,
del «ir tirando», como todo el mundo,
sin la valentía de gastar mi vida en amar como tú.
Tú eres mi modelo, mi meta, mi brújula,
pero otros dioses me distraen de ti…
Unas veces el trabajo es mi dueño y señor,
otras es la familia, los míos y mi casa,
los que rigen mi vida o me ocupan mi día.
En otras ocasiones el ocio me envuelve
y me aparta de ti. Te busco en los amigos,
en las risas, en las prisas, en la eficacia,
en la imagen, en el poder, en el tener…
Pero ahí no estás tú. Lo sé bien, Jesús.
Hoy te entrego mi vida,
renuevo mi compromiso, fortalezco mi entrega,
y ante la cruz te digo:
Aquí estoy, Jesús,
para hacer con mi vida,

tu santa voluntad.
     
                   

viernes, 14 de abril de 2017

JUEVES SANTO. DÍA DEL AMOR FRATERNO

En aquella cena Pascual que Jesús celebró con sus íntimos amigos los apóstoles –el primer Jueves Santo de la Historia- Jesús nos habló del Amor y nos dejó su Mandamiento: “AMAOS UNOS A OTROS COMO YO OS HE AMADO”.
Es necesario que NOSOTROS, quienes nos llamamos CRISTIANOS, porque creemos en Jesús; quienes nos consideramos cristianos, porque intentamos seguir a Jesús en nuestra vida, “nos esforcemos por vivir el Mandamiento del Amor”, ya que si nos amamos, nos dice Jesús, “SOMOS VERDADEROS SEGUIDORES SUYOS”.
Hoy, Jueves Santo, y todos los días de nuestra vida, los cristianos tenemos que concienciarnos individual y colectivamente: A) De la necesidad que tenemos de AMARNOS: no tanto con palabras, sino con obras y de verdad. B) De la necesidad que tenemos de AYUDARNOS y de COMPRENDERNOS, como Cristo ayudó y comprendió siempre a quienes necesitaban ayuda y comprensión. C) De la necesidad que tenemos de COMPARTIR lo que somos y lo que tenemos: nuestra fe, nuestra alegría, nuestra ilusión, nuestra generosidad, nuestro tiempo. D) De la necesidad que tenemos de PERDONARNOS: unos a otros cuando nos ofendemos, como señal de amor.
 jueves santo
                                                hacer clic en la foto

             

jueves, 13 de abril de 2017

HOY ES JUEVES SANTO


TE QUEDAS, SEÑOR
En el pan, para calmar nuestra hambre espiritual
Y, cuando te vemos partir y repartir así la hogaza,
vemos que nos amas
hasta el extremo que tu Cuerpo,
se desangra y se derrama en sangre,
para que, nosotros tus amigos,
tengamos asegurado alimento en nuestro caminar.


 TE QUEDAS, SEÑOR
Y, al quedarte entre nosotros,
lo haces como el que siempre sirve y se da.
Como el que, arrodillándose o inclinándose
nos indica que el camino de la humildad
es el secreto para llegarnos hasta Dios
y para mitigar penas y sufrimientos.
 TE QUEDAS, SEÑOR
Con un amor tremendamente asombroso
nos enseñas el valor de la fraternidad
la clave para vivir contigo y por Ti.
La llave para, abriendo la puerta de tu casa
contemplar que, el interior de tu morada,
está adornado con el color del amor
y con la entrega de tu Sacerdocio
o con el sacrificio de tu vida donada.


 TE QUEDAS, SEÑOR
Para que, sin verte,
te adoremos en tu Cuerpo en tu Sangre.
Para que, al llevar el pan hasta tu altar,
nos acordemos que es signo de tu presencia.
Para que, al repartirlo entre los necesitados,
comprendamos que es sacramento de tu presencia.
 TE QUEDAS, SEÑOR
Y nos dejas un mandamiento: ¡Amaos!
Y nos sugieres un camino: ¡El servicio!
Y te quedas para siempre: ¡La Eucaristía!
Y eres, sacerdote que ofrece
Y eres, sacerdote que se ofrece
por toda la humanidad.

Gracias, Señor






miércoles, 12 de abril de 2017

VIA CRUCIS ARCISPRESTAL

EN ESTA TARDE NOCHE DEL MIIÉRCOLES SANTO SE HA CELEBRADO EL VIA CRUCIS ARCIPRESTAL DESDE LA PARROQUIA SAN PEDRO MARTIR DEL DOCTORAL HASTA LA PARROQUIA SAN JUAN EVANGELISTA DEL CRUCE DE SARDINA. 
CON MUCHO FERVOR, SILENCIO Y ORACIÓN; MEDITANDO LAS 14 ESTACIONES DEL VIA CRUCIS, SE HA RECORRIDO TODA LA AVENIDA DE VECINDARIO SUBIENDO POR LA CALLE BENARTEMI HASTA LLEGAR A LA PARROQUIA DE SAN JUAN.
 VIA CRUCIS
                                               HACER CLIC EN LA FOTO