HORARIO

HORARIO CEMENTERIO

HORARIO CEMENTERIO

CALENDARIO EUCARISTÍAS

CALENDARIO EUCARISTÍAS
CELEBRACIONES

viernes, 23 de febrero de 2018

CHARLA HABLEMOS DEL DOLOR



El próximo MIÉRCOLES 28 DE FEBRERO EN LA PARROQUIA DE SAN RAFAEL ARCÁNGEL, A LAS 19:45 horas nos visitará Sergio García Tejera, presidente de la Asociación Acompañar y autor del libro "Acompañar, un paseo por mi trastienda".

Vendrá a compartir una charla-coloquio titulada "Hablemos del dolor".

 Así que, si te apetece escuchar hablar del dolor que produce nuestras pérdidas,  nuestros duelos, nuestras enfermedades, ...te esperamos.

Recuerda: *el MIÉRCOLES 28 FEBRERO A LAS 19:45 hs., EN LA PARROQUIA DE SAN RAFAEL ARCÁNGEL.*

Te agradecería que ayudes a difundir este mensaje, quizás llegue a alguien que pueda necesitar de esta charla y le apetezca estar presente. Gracias

TE AGRADEZCO SEÑOR

            

RECONCILIATE


“Vete primero a reconciliarte con tu hermano, y entonces vuelve a presentar tu ofrenda” (Mt 5,24) 

Aunque el mal meta más ruido, el Espíritu prepara caminos de reconciliación y de paz en medio de las gentes. Hasta que nos perdonemos y descubramos que todos somos hermanos. Solo construyendo puentes, llegarás a la orilla de Dios. Comienza hoy en tu corazón el hermoso camino de la reconciliación. 

Pacifica, Señor, nuestro corazón. Que sembremos semillas de paz
.

2º DOMINGO DE CUARESMA

              

Lecturas del próximo Domingo 2º de Cuaresma - Ciclo B

Primera lectura
Lectura del libro del Génesis (22,1-2.9-13.15-18):

En aquellos días, Dios puso a prueba a Abrahán, llamándole: «¡Abrahán!»
Él respondió: «Aquí me tienes.»
Dios le dijo: «Toma a tu hijo único, al que quieres, a Isaac, y vete al país de Moria y ofrécemelo allí en sacrificio, en uno de los montes que yo te indicaré.»
Cuando llegaron al sitio que le había dicho Dios, Abrahán levantó allí el altar y apiló la leña, luego ató a su hijo Isaac y lo puso sobre el altar, encima de la leña. 
Entonces Abrahán tomó el cuchillo para degollar a su hijo; pero el ángel del Señor le gritó desde el cielo «¡Abrahán, Abrahán!»
Él contestó: «Aquí me tienes.»
El ángel le ordenó: «No alargues la mano contra tu hijo ni le hagas nada. Ahora sé que temes a Dios, porque no te has reservado a tu hijo, tu único hijo.»
Abrahán levantó los ojos y vio un carnero enredado por los cuernos en la maleza. Se acercó, tomó el carnero y lo ofreció en sacrificio en lugar de su hijo.
El ángel del Señor volvió a gritar a Abrahán desde el cielo: «Juro por mí mismo –oráculo del Señor–: Por haber hecho esto, por no haberte reservado tu hijo único, te bendeciré, multiplicaré a tus descendientes como las estrellas del cielo y como la arena de la playa. Tus descendientes conquistarán las puertas de las ciudades enemigas. Todos los pueblos del mundo se bendecirán con tu descendencia, porque me has obedecido.»

Palabra de Dios
                           

Salmo

R/. Caminaré en presencia del Señor en el país de la vida

Tenía fe, aun cuando dije: 
«¡Qué desgraciado soy!»
Mucho le cuesta al Señor 
la muerte de sus fieles. R/.

Señor, yo soy tu siervo,
siervo tuyo, hijo de tu esclava:
rompiste mis cadenas.
Te ofreceré un sacrificio de alabanza,
invocando tu nombre, Señor. R/.

Cumpliré al Señor mis votos
en presencia de todo el pueblo,
en el atrio de la casa del Señor,
en medio de ti, Jerusalén. R/.

Segunda lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos (8,31b-34):

Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros? El que no perdonó a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará todo con él? ¿Quién acusará a los elegidos de Dios? ¿Dios, el que justifica? ¿Quién condenará? ¿Será acaso Cristo, que murió, más aún, resucitó y está a la derecha de Dios, y que intercede por nosotros?

Palabra de Dios
                             

Lectura del santo evangelio según san Marcos (9,2-10):

En aquel tiempo, Jesús se llevó a Pedro, a Santiago y a Juan, subió con ellos solos a una montaña alta, y se transfiguró delante de ellos. Sus vestidos se volvieron de un blanco deslumbrador, como no puede dejarlos ningún batanero del mundo. Se les aparecieron Elías y Moisés, conversando con Jesús. 
Entonces Pedro tomó la palabra y le dijo a Jesús: «Maestro, ¡qué bien se está aquí! Vamos a hacer tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.»
Estaban asustados, y no sabía lo que decía.
Se formó una nube que los cubrió, y salió una voz de la nube: «Este es mi Hijo amado; escuchadlo.»
De pronto, al mirar alrededor, no vieron a nadie más que a Jesús, solo con ellos.
Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó: «No contéis a nadie lo que habéis visto, hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos.»
Esto se les quedó grabado, y discutían qué querría decir aquello de «resucitar de entre los muertos».

Palabra del Señor



DEL PDP, ASISTENCIAS, VIGILIAS Y.... ¡QUÉ BIEN SE ESTÁ AQUÍ!, PERO ¿ DE QUÉ?

 carta

DEL PDP, ASISTENCIAS, VIGILIAS Y.... ¡QUÉ BIEN SE ESTÁ AQUÍ!, PERO ¿ DE QUÉ?
No sé si a ustedes les pasa lo mismo, pero en la vida uno va pasando por diferentes etapas que si probablemente le preguntara a un sicoanalista, me daría una respuesta más convincente que a las conclusiones caseras a las que pueda llegar yo: cuando uno es pequeño todo es vitalidad, carreras, alegría, fiesta, no hay problemas en la vida. En la adolescencia y juventud son las hormonas las que marcan las pautas y las horas de la vida. En la madurez - como la que uno tiene ahora, al menos en años - la vida nos la tomamos con cierta serenidad, sin prisas - quizás sin pausas - pero con la posibilidad de escoger aquello que uno quiere y disfrutarlo. Es como el que tiene alguna colección: cada vez que la mira, la disfruta.
Con la fe me pasa algo parecido: en una infancia en la que uno no sabe ni quien es Dios, en la juventud búsqueda y probable discernimiento y en ahora el disfrute de aquello que uno ha escogido. Casi como Pedro, ¡"qué bien se está aquí"!. ¡Qué bueno es creer y vivir aquello que se cree y sobre todo que bueno es compartirlo con otros que hacen lo mismo que tú!.
Pero claro, no todo en la vida son alegrías y en la fe pasa algo parecido. Probablemente uno piense que los demás que dicen que viven la fe, han pasado por el mismo procedimiento de discernimiento que uno, pero me da la impresión que estoy muy equivocado y que esa apreciación no tiene cabida en los planteamientos actuales.
No hace mucho ha sido la revisión del PDP - de tres arciprestazgos, desde Ingenio a Mogán, con una población que puede rondar las setenta y cinco mil personas - y teniendo en cuenta que cambió de día, pues estaríamos en torno a las veinticinco personas solamente en aquella reunión. Es más: algún agente de pastoral pregunta "¿qué es el pdp?" cuando es algo que se ha trabajado en muchos de los momentos. Claro ante esto me vuelvo a preguntar, ¿"realmente se está bien aquí"?
Hace muy poquito hemos celebrado la Vigilia de cuaresma. Aquí ha habido un poco más de gente, pero que para los agentes de pastoral que somos, el número ha sido irrisorio. Era y es el inicio de la preparación a la gran fiesta que se nos avecina. Y claro, como antes, me vuelvo a preguntar si sigue estando vigente lo de "¡qué bien se está aquí!".
Bueno y podríamos seguir afirmando que a diferentes reuniones da la impresión que hay gente que por prescripción facultativa ni va ni se le tiene que esperar, porque probablemente no va con ella. Y ojo: estoy hablando de gente muy cercana a las parroquias, gente que probablemente sean agentes de pastoral en alguna de las ramificaciones que cualquiera de las parroquias tiene, etc.... Claro yo no sé si Pedro, cuando exclamó lo bien que estaba allí, tuvo que dejar muchas cosas - entre otras a lo mejor a la mujer y a la suegra -, pero tuvo claro que el compromiso había que cumplirlo hasta el final.
Yo no soy quien para juzgar a nadie, pero sí para dejar la reflexión en todo lo alto de la mesa. A mí mismo, a los agentes de pastoral que tienen alguna misión dentro de la Iglesia y de la Parroquia, a los propios curas... me lleva a plantearme la pregunta de que si el mensaje de Jesús me permite exclamar en lo que hago y anuncio, "¡qué bien se está aquí!". Me lleva a preguntarme si la cuaresma que se ha iniciado con aquello de conviértete y
cree en el evangelio, continúa con la transfiguración, con el qué bien se está aquí, está haciendo mella, al menos en mí.
Amigos me invito y les invito a que nos replanteemos nuestra vida de testimonio vestido de agentes de pastoral o de pastores comprometidos, o de hermanos nuestros en búsqueda. Este fin de semana se nos invita a dejar el desierto e ir al encuentro del que decimos que da sentido a nuestra vida aunque sea en lo alto de una montaña. Ojalá que la invitación nos lleve a proclamar a los cuatro vientos, ¡"qué bien se está aquí"! y probablemente el PDP, las reuniones, las vigilias... cobren otro sentido, pero con sentido.
Por ello déjenme que les diga, Feliz Cuaresma.
Hasta la próxima
Paco Mira

RETO CUARESMAL 10

UN EXTRAÑO
Señor, hoy pude verme reflejado en los ojos de mis hermanos,
y sentí angustia.

Mis ojos miraban con temor y desolación, y no veían.
Mis manos pedían, señalaban y exigían, y no daban.
Mis labios hablaban con ira y soberbia, y no consolaban.
Mis oídos escuchaban mis propias palabras, y no oían.
Mi corazón latía frenético y duro, y no amaba.
Mis pies se movían pisando caídos, y no avanzaban.
Mis dones se ponían a mis órdenes, y no servían.

Señor, hoy pude verme reflejado en los ojos de mis hermanos,
y sentí angustia.

Señor, en mi angustia experimenté tu presencia y quiero cambiar.
Señor, que tu Amor me transforme.
Señor, que has dejado a tu Espíritu en mi corazón, haz que nazca. Lléname.
Ocupa Tú el lugar entre mi piel y mi cuerpo, y sé Tú.
Señor, hazme un extraño en mi vida.

Ocúpame y mira a través de mis ojos, para que pueda ver.
Lléname y utiliza el movimiento de mis manos, para que pueda dar.
Tómame y pon tu Palabra en mis labios, para que sepa consolar.
Cámbiame y usa el canal de mis oídos, para que pueda escuchar.
Inúndame y pon tu Amor en mi corazón, para que pueda amar.
Complétame y lleva mis pies por tu camino, para que pueda avanzar.
Anúlame y hazte Señor de mis dones, para que pueda servir.

Ven Señor Jesús, y sé Tú ante mis hermanos, para que sea yo en Ti”.
(Anónimo).


jueves, 22 de febrero de 2018

RETO CUARESMAL 9

Comienza una nueva mañana de retos, y venimos ante Dios en oración, con agradecimiento en el corazón por todo lo que nos da y ha de acontecer. Que Dios nos ayude en este nuevo día, desde lo más temprano de esta mañana. Venimos ante Dios, desde lo pronto del amanecer, buscando tu presencia y ayuda, Señor Dios nuestro.