HORARIO

MISA

MISA

PREINSCRIPCIÓN CATEQUESIS

PREINSCRIPCIÓN CATEQUESIS

viernes, 11 de agosto de 2017

¡CÓMO HAN PASADO LOS AÑOS!

               

LOS AÑOS HAN PASADO Y EL AMOR PERMANECE FIRME. DESDE ESTE RINCONCITO, QUEREMOS FELICITAR A TODAS LAS PAREJAS QUE  SIGUEN SIENDO FIELES AL COMPROMISO "DEL SÍ QUIERO". AL COMPROMISO  CON ACCIONES Y ACTITUDES. AL COMPROMISO DE CAMINAR JUNTOS . AL COMPROMISO DE UN "TE AMO" CON LA MÁXIMA ATENCIÓN, ENTREGA, PREOCUPACIÓN Y DE INQUIETUDES, DE CRECER DÍA A DÍA ANTE LAS DIFICULTADES Y ANTE EL BUEN ESTAR. 
Y LOS AÑOS, ¡QUE SIGAN SUMANDO!.¡FELICIDADES!

“Un matrimonio feliz, es una larga conversación que siempre parece demasiado corta.” André Maurois


 


SÍGUELE

               

PARA TU SER AMADO

             

COSAS BELLAS


Las más bellas y mejores cosas de este mundo
no pueden ser vistas,
ni siquiera tocadas,
deben de ser sentidas con el corazón...

Ralph Waldo Emerson

LECTURAS DEL DOMINGO 19º DEL TIEMPO ORDINARIO - CICLO A


Primera lectura
Lectura del primer libro de los Reyes (19,9a.11-13a):

En aquellos días, cuando Elías llegó al Horeb, el monte de Dios, se metió en una cueva donde pasó la noche. El Señor le dijo: «Sal y ponte de pie en el monte ante el Señor. ¡El Señor va pasar!»
Vino un huracán tan violento que descuajaba los montes y hizo trizas las peñas delante del Señor; pero el Señor no estaba en el viento. Después del viento, vino un terremoto; pero el Señor no estaba en el terremoto. Después del terremoto, vino un fuego; pero el Señor no estaba en el fuego. Después del fuego, se oyó una brisa tenue; al sentirla, Elías se tapó el rostro con el manto, salió afuera y se puso en pie a la entrada de la cueva.
 Palabra de Dios

Salmo

R/. Muéstranos, Señor, tu misericordia
y danos tu salvación

Voy a escuchar lo que dice el Señor:
«Dios anuncia la paz a su pueblo y a sus amigos.»
La salvación está ya cerca de sus fieles,
y la gloria habitará en nuestra tierra. R/.

La misericordia y la fidelidad se encuentran,
la justicia y la paz se besan;
la fidelidad brota de la tierra,
y la justicia mira desde el cielo. R/.

El Señor nos dará la lluvia,
y nuestra tierra dará su fruto.
La justicia marchará ante él,
la salvación seguirá sus pasos. R/.

Segunda lectura
Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos (9,1-5):

Digo la verdad en Cristo; mi conciencia, iluminada por el Espíritu Santo, me asegura que no miento. Siento una gran pena y un dolor incesante, en mi corazón, pues por el bien de mis hermanos, los de mi raza según la carne, quisiera incluso ser un proscrito lejos de Cristo. Ellos descienden de Israel, fueron adoptados como hijos, tienen la presencia de Dios, la alianza, la ley, el culto y las promesas. Suyos son los patriarcas, de quienes, según la carne, nació el Mesías, el que está por encima de todo: Dios bendito por los siglos. Amén.

Palabra de Dios

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (14,22-33):

Después que la gente se hubo saciado, Jesús apremió a sus discípulos a que subieran a la barca y se le adelantaran a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Y, después de despedir a la gente, subió al monte a solas para orar. Llegada la noche, estaba allí solo. Mientras tanto, la barca iba ya muy lejos de tierra, sacudida por las olas, porque el viento era contrario. De madrugada se les acercó Jesús, andando sobre el agua. Los discípulos, viéndole andar sobre el agua, se asustaron y gritaron de miedo, pensando que era un fantasma.
Jesús les dijo en seguida: «¡Ánimo, soy yo, no tengáis miedo!»
Pedro le contestó: «Señor, si eres tú, mándame ir hacia ti andando sobre el agua.»
Él le dijo: «Ven.»
Pedro bajó de la barca y echó a andar sobre el agua, acercándose a Jesús; pero, al sentir la fuerza del viento, le entró miedo, empezó a hundirse y gritó: «Señor, sálvame.»
En seguida Jesús extendió la mano, lo agarró y le dijo: «¡Qué poca fe! ¿Por qué has dudado?» En cuanto subieron a la barca, amainó el viento.
Los de la barca se postraron ante él, diciendo: «Realmente eres Hijo de Dios.»

Palabra del Señor



LA LIBERTAD Y LA DIGNIDAD, SIGNIFICAN NO TENER MIEDO

 carta

LA LIBERTAD Y LA DIGNIDAD, SIGNIFICAN NO TENER MIEDO
Creo que en la vida hay cosas que son y deben ser innegociables. Es decir que ni se compran ni se venden. Pero claro, una cosa es "hablar y otra dar trigo". Fácil es decir que la libertad no se compra, cuando uno la anhela y hay otro que te la está negando por activa y por pasiva; fácil es decir que la dignidad es innegociable, cuando hay mujeres en el mundo, quizás cerquita de donde nosotros vivimos, e incluso hombres que su dignidad se ve pisoteada porque para poder conseguir aquello que quieren no les queda otra cosa que venderse al mejor postor.
El evangelio de este fin de semana nos habla de confianza, de no tener miedo, incluso nos habla de .... saber nadar. ¡ Que bueno es, cuando uno tiene alguien al lado que le enseña a nadar!. ¡Qué bueno es cuando uno tiene al lado que con paciencia, con tranquilidad, sin nervios... le explica, le anima, le motiva... a dar aquellas brazadas, a mantenerse a flote y al final somos capaces de no hundirnos porque la confianza nos lleva a la tranquilidad necesaria para que ello pueda suceder.
Los Apóstoles creen ver un fantasma. Creen que lo que ellos pensaban que se había perdido, parece que vuelve a asomar, pero no las tienen todas consigo. A veces la duda nos genera incertidumbre; a veces la poca confianza nos genera inseguridades y el Evangelio es precisamente certeza y seguridad. La gratitud de su mensaje nos lleva a una confianza tal, que debemos ser capaces de generar aquello que se espera de nosotros.
Me gustaría que tantas y tantas pateras que cruzan nuestros mares y océanos no fueran el escaparate donde se vende la libertad y la dignidad de tantas y tantas personas; me gustaría que todas esas personas que son capaces de confundir a sus hermanos pidiéndoles un precio inalcanzable para muchos y dándoles como recompensa la dignidad y la libertad, se miraran en el espejo de su propia vida y que no hicieran con otros aquello que no quisieran que hicieran con ellos.
Me gustaría que tantos y tantos gobiernos no hicieran leyes tan restrictivas para no albergar, dentro de un orden, a tantos seres vivos que lo único que piden es lo que les han regalado gratuitamente y a lo que tenemos derecho todos los seres humanos: la libertad y la dignidad. A veces las concertinas, los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, las deportaciones fuera de la ley.... no están poniendo encima de la mesa que la dignidad y la libertad no se compra.
Me gustaría que el evangelio de esta semana se cumpliera: no tengan miedo. La confianza que nos da el Señor es lo que nos tiene que hacer ver que el miedo, como cuando nos enseñaban a nadar, no conduce a ninguna parte y que más bien lo que supone es rebajarnos como personas. Pedro parece estar seguro de sí mismo, quizás se hunde por "farruco", por eso le dicen ¿Has dudado?. Hombre de poca fe.
La vida nos tiene que hacer sentar sobre base sólida. La vida nos tiene que enseñar que todos somos iguales ante los ojos de Dios y además somos iguales entre hermanos. La vida nos tiene que enseñar que la solidaridad tiene que ser el "pan nuestro de cada día", por eso la tierra que nos ha dado Dios, no tiene propiedad privada, sino que ha de ser compartida por todos y cada uno de nosotros.
Amigos, no nos quedemos con lo anecdótico de caminar por las aguas. Algo que no ha sucedido entre otras cosas porque Jesús no es el mago de chistera; quedémonos con la confianza que da el tener una fe sólida en aquel que es capaz de decirnos no tengan miedo y si eso sucede probablemente podremos caminar por las aguas de la vida y de nuestro mundo con la confianza que nos da el saber que hay alguien, llamado Jesús, que siempre nos tiende la mano.
Hasta la próxima y feliz verano
Paco Mira

viernes, 4 de agosto de 2017

LUIS GUITARRA EN LAS PALMAS

       

TODO DEPENDE DEL COLOR DEL CRISTAL


"Nada es verdad ni mentira, todo depende del color del cristal con que se mira".
Una misma realidad para unos puede ser un drama y para otros una gran alegría.
¿Por qué sucede esto?
Porque cada uno miramos la vida de una forma diferente.
Unos se ponen las gafas de la esperanza y el consuelo mientras otros tiñen sus cristales de negro dificultando la visión del colorido que existe a su alrededor.
Unos miran con odio a los demás mientras otros armonizan sus colores con mirada compasiva y misericordiosa.
Unos ven en 3 dimensiones problemas que no son de alto alcance mientras otros intentan tamizar los dolores de la vida marcando una estela de luz a su paso.
¿Qué gafas te pones a diario? ¿las que oscurecen la realidad mostrándote misterio y miedo en cada uno de tus pasos?... ¿o las que transparentan la luz del día en los rostros que a diario encuentras?
Las "gafas" de Jesús, eran claramente "gafas de amor" que miraban tras el cristal limpio y transparente del perdón y la amistad.
¡Esas son las gafas que quiero llevar porque, con seguridad, me ayudarán a ver más allá de lo que veo y a vivir más allá de lo que espero!

El dolor se convertirá en posibilidad de crecimiento y aceptación... y la alegría será oportunidad de ser cada día un poco mejor.

LECTURAS DEL TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR



Primera lectura
Lectura de la profecía de Daniel (7,9-10.13-14):

Durante la visión, vi que colocaban unos tronos, y un anciano se sentó; su vestido era blanco como nieve, su cabellera como lana limpísima; su trono, llamas de fuego; sus ruedas, llamaradas. Un río impetuoso de fuego brotaba delante de él. Miles y miles le servían, millones estaban a sus órdenes. Comenzó la sesión y se abrieron los libros. Mientras miraba, en la visión nocturna vi venir en las nubes del cielo como un hijo de hombre, que se acercó al anciano y se presentó ante él. Le dieron poder real y dominio; todos los pueblos, naciones y lenguas lo respetarán. Su dominio es eterno y no pasa, su reino no tendrá fin.

Palabra de Dios

Salmo

R/. El Señor reina, altísimo sobre la tierra

El Señor reina, la tierra goza,
se alegran las islas innumerables.
Tiniebla y nube lo rodean,
justicia y derecho sostienen su trono. R/.

Los montes se derriten como cera
ante el dueño de toda la tierra;
los cielos pregonan su justicia,
y todos los pueblos contemplan su gloria. R/.

Porque tú eres, Señor,
altísimo sobre toda la tierra,
encumbrado sobre todos los dioses. R/.

Segunda lectura
Lectura de la segunda carta de Pedro (1,16-19):

Cuando os dimos a conocer el poder y la última venida de nuestro Señor Jesucristo, no nos fundábamos en fábulas fantásticas, sino que habíamos sido testigos oculares de su grandeza. Él recibió de Dios Padre honra y gloria, cuando la Sublime Gloria le trajo aquella voz: «Éste es mi Hijo amado, mi predilecto.» Esta voz, traída del cielo, la oímos nosotros, estando con él en la montaña sagrada. Esto nos confirma la palabra de los profetas, y hacéis muy bien en prestarle atención, como a una lámpara que brilla en un lugar oscuro, hasta que despunte el día, y el lucero nazca en vuestros corazones.

Palabra de Dios

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (17,1-9):

En aquel tiempo, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan y se los llevó aparte a una montaña alta. Se transfiguró delante de ellos, y su rostro resplandecía como el sol, y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. Y se les aparecieron Moisés y Elías conversando con él. Pedro, entonces, tomó la palabra y dijo a Jesús: «Señor, ¡qué bien se está aquí! Si quieres, haré tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.»
Todavía estaba hablando cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra, y una voz desde la nube decía: «Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto. Escuchadlo.»
Al oírlo, los discípulos cayeron de bruces, llenos de espanto. Jesús se acercó y, tocándolos, les dijo: «Levantaos, no temáis.»
Al alzar los ojos, no vieron a nadie más que a Jesús, solo.
Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó: «No contéis a nadie la visión hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos.»


Palabra del Señor

EVANGELIO DEL DOMINGO

              

TRANSFIGURACIÓN DE MADURO, SIRIA, ETC...

 carta

TRANSFIGURACIÓN DE MADURO, SIRIA, ETC...
           
            ¡Si es que a veces la teología se las trae en lata!: ¡ con lo fácil que sería poner palabras que todos los mortales, incluidos Pedro, Santiago y Juan, pudieran entender!. No quiero darles la vara teológica, pero si empezamos por transconsustanciación, transustanciación, transfiguración... pues probablemente dejan de compartir conmigo estas letras. Yo sería el primero.
            Pero este fin de semana, el evangelio nos lleva a lo alto de un monte, a un lugar privilegiado, a un espacio único donde se pueda contemplar la realidad maravillosa de Dios en el mundo. Un lugar que puede ser cualquiera en el que nosotros podamos encontrarnos con él. Es el evangelio del encuentro, de la cercanía, de la manifestación abierta a todo aquel que quiera experimentarlo.
            Siempre pienso en esos grandes músicos que a lo largo de su vida sueñan con un concierto único y se están preparando de tal manera que cuando llega el momento de la interpretación se saben la partitura de memoria y cuando acaba el concierto respiran hondo porque saben que el esfuerzo ha merecido la pena; o aquel atleta que se prepara para un acontecimiento deportivo único, y aunque la medalla no cuelgue de su cuello, sabe que el esfuerzo ha merecido la pena; o ¿qué les voy a decir de los estudiantes?, las notas - casi siempre - son el reflejo del esfuerzo realizado... En el fondo todo esfuerzo supone y requiere un cambio.
          
  Hoy me gustaría que la transfiguración tuviera un acento actual. Me gustaría que nuestros hermanos de Venezuela tuvieran  la oportunidad de sacar la fuerza suficiente para que pacíficamente su futuro tuviera otro rumbo más en consonancia con los tiempos en que vivimos. Me gustaría que el Sr. Maduro, subiera a la montaña, pusiera de su parte, para darse cuenta que el cambio se produce cuando escucho al otro, cuando comparto con el otro, cuando camino a lado de aquel que necesita que le acompañe;
            Hoy me gustaría que la transfiguración  pasase por Siria, donde tanta desolación, deterioro, hambre, abandono... existe. Donde el silbido de las balas ha dejado tantos muertos y tanta miseria y refugiados. Me gustaría que los ajenos a la paz, que los partidarios de la violencia, que los que entienden que violando los derechos humanos es la forma de caminar que también suban a la montaña y se encuentren con el Dios del amor, de la paz, de la felicidad, de la concordia, de la alegría....
            Hoy me gustaría que la transfiguración pase por tantos y tantos muros que separan familias, realidades cercanas, padres con hijos, me da igual que sea en Ceuta, en Méjico, en Corea.... me gustaría que los intereses privados no fueran los que primen en una relación humana. Todos esos que ponen muros, las concertinas, ... subieran a la montaña y se encontraran con el Dios que extiende los brazos en la cruz de la crueldad, de la ignominia del poder... y los extiende para abrazar, desde el amor, a todo aquel que se acerca.
            Hoy me gustaría que la transfiguración toque en la puerta de muchas de nuestras casas: relaciones familiares rotas; familias que no se hablan; padres e hijos que no se entienden o no quieren entenderse; padres en el paro, familias que penden de un hilo porque el banco está a punto de caramelo para quedarse con la casa....Subamos todos a la montaña y encontrémonos con el Dios que de poco, de un pesebre en un humilde pueblo, hizo un montón de riquezas en un corazón enorme.
       
     Hoy Pedro, en la lectura de este finde, nos va a recordar que hemos de ser lámpara que brille en lugar oscuro. Sólo podemos ser lámpara si somos capaces de subir a la montaña y encontrarnos con el Dios que nos llama por nuestro nombre, como a Pedro, a Santiago, Juan.... y nos elige a cada uno de nosotros para alumbrar en la oscuridad de un mundo que no era así, pero que da la impresión que queremos que funcione de esta manera.
            Solo si subimos a la montaña y nos encontramos con Padre Dios, con su realidad, es cuando podremos decir ¡qué bien se está aquí!. Ojala que lo puedan decir en Venezuela, Ceuta, Siria, Méjico... y tantos y tantos países del mundo. Muchas veces de nosotros depende, aunque sea con un poquito, solo un poquito, de esfuerzo.
        Hasta la próxima y feliz verano
            Paco Mira


viernes, 28 de julio de 2017

NOMBRAMIENTOS DIOCESANOS

NOMBRAMIENTOS DIOCESANOS
ALGUNOS SACERDOTES CAMBIARÁN DE PARROQUIA EN SEPTIEMBRE

Estos son algunos de los nombramientos que se han dado a conocer hoy:
D. MANUEL ACOSTA HENRÍQUEZ, Párroco de la Santa Cruz en Las Palmas de G.
D. MANUEL ARENCIBIA RIVERO, Párroco de San José Obrero en Arrecife.
D.JUAN ANTONIO ARTILES SUÁREZ, Párroco de Tinajo y Santuario de Los Dolores (Lanzarote)
D. JAVIER BARRERA HERNÁNDEZ, Párroco de Santa Luisa de Marillac.
D. NICANOR BERMÚDEZ PÁEZ, Párroco de Teguise, Tahiche y Guatiza (Lanzarote)
D. VÍCTOR DOMÍNGUEZ GONZÁLEZ, Párroco de Tamaraceite y vicario de Lomo Los Frailes.
D. JUAN ANTONIO GALLEGO  LÓPEZ , Párroco de Argana  y Maneje (Lanzarote).
D. RAMÓN GARCÍA AFONSO, párroco de San Andrés, Pagador y San Felipe
D. ANTONIO JUAN LÓPEZ GONZÁLEZ, Vicario episcopal del Sur de Gran Canaria.
D. JAVIER LÓPEZ LÓPEZ,  Vicario Parroquial de Santa Luisa de Marillac.
D. CARLOS MARÍA MARRERO MORENO, párroco de la Montaña de Gáldar y La Atalaya.
D. JORGE MARTÍN DE LA COBA, Vicario episcopal centro y norte , Párroco de Teror.
D. NORBERTO MEDINA DÍAZ, Párroco de Haría y La Graciosa.
D. JOSÉ MEJÍAS CLARO, Párroco de La Garita y también Marpequeña.
D. MANUEL MERCHÁN RODRÍGUEZ, Párroco de Tenoya, Las Mesas y Los Giles.
D. VENERANDO NOVELLE GUEDES, Párroco de Valleseco, El Palmar, Valsendero y Zumacal.
D. ANTONIO PERERA PÉREZ, párroco del Pilar en Guanarteme.
D. JUAN SANTIAGO QUINTANA QUINATANA, Párroco de Moya, Casa Aguilar y El Palmital
D. ADRIÁN SOSA NUEZ, párroco de Lomo los Frailes y vicario parroquial de Tamaraceite.
D. FRANCISCO SUÁREZ MEDINA, párroco de El Calero y La Pardilla (deja Marpequeña)